La vigilancia sanitaria ganadera del Archipiélago cuenta con 300.000 euros

Estas ayudas compensan los costes de las actuaciones sanitarias de prevención, lucha o erradicación de enfermedades de los animales, con la finalidad de elevar el nivel sanitario, así como la rentabilidad de las explotaciones de ganado.
cabras gobcan
La cabaña ganadera canaria cumple los requisitos sanitarios de la UE (cedida).

Una veintena de Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG) del Archipiélago se repartirán 300.000 euros a raíz de la línea de subvención de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno canario, entidades que ayudan a los ganaderos del Archipiélago "a cumplir con la normativa comunitaria", según ha explicado el director general de Ganadería, David de Vera.

El titular de dicho departamento resalta que la Unión Europea obliga a establecer sistemas de control ganadero y la labor de las ADSG es necesaria en este aspecto, quien destaca que la el Real Decreto 81/2015, de 13 de febrero, establece las bases reguladoras de las subvenciones destinadas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera, entidades que tienen que estar previamente reconocidas por las comunidades autónomas e inscritas en el registro nacional correspondiente. Al respecto, estas ayudas están dirigidas a compensar los costes de las actuaciones sanitarias de prevención, lucha o erradicación de enfermedades de los animales, con la finalidad de elevar el nivel sanitario, así como la rentabilidad de las explotaciones de ganado.

En 2015 el Departamento autonómico estableció nuevos criterios de reparto de estos fondos con el fin de que llegaran al mayor número posible de asociaciones. Así, todas las entidades reconocidas como tal, que cumplan con sus programas sanitarios y justifiquen sus gastos tienen acceso a estas ayudas.

Sistema "justo"

"En la actualidad, la Dirección General de Ganadería cuenta con un sistema de concesión más justo, que minimiza la pérdida de recursos y posibilita que estos lleguen a todos", aseguró De Vera, quien explicó que, dada la importancia de este programa se ha decidido sacar la convocatoria de forma anticipada y así resolver lo antes posible.

Dicha norma valora la representatividad real de la asociación mediante la cuantificación de las Unidades de Ganado Mayor (UGM), el número de asociados, los veterinarios vinculados a cada ADSG, y el hecho de que exista una única asociación por isla o varias, estableciendo un factor corrector que permite a las islas menos pobladas acceder en igualdad de condiciones a la subvención, aplicando el porcentaje a los animales inscritos en cada agrupación por isla.

La cuantía presupuestaria destinada a estas agrupaciones se repartía al 50% entre el Estado y el Gobierno de Canarias, sin embargo desde el ejercicio 2013 el Ejecutivo regional ha hecho frente en solitario a los fondos destinados a las mencionadas ayudas ya que, a pesar de la no aportación de la correspondiente cuota ministerial, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas entiende que es muy importante seguir apostando por el mantenimiento de esta línea de subvención, que contribuye a mejorar el estado sanitario de la cabaña ganadera, porque conduce a la mejora de la rentabilidad de las explotaciones ganaderas y afecta positivamente a la salud pública.

Te puede interesar