La parchita, la pitaya y el lichi, entre los cultivos que diversificarán la agricultura en el Sur de Tenerife

Guía de Isora acogió ayer el IX Encuentro de Mujeres Rurales de Tenerife, en el que participaron unas 60 agricultoras y ganaderas de la Isla.
Mujeres-rurales-2
Un momento del encuentro celebrado en el Auditorio isorano (cedida).

Los cultivos subtropicales de parchita, pitaya y el lichi se configuran como los más indicados para la diversificación de la agricultura en el Sur de Tenerife, según se señaló ayer durante el transcurso de la celebración del IX Encuentro de Mujeres Rurales de Tenerife en el municipio de Guía de Isora y que contó con la participación de unas 60 agricultoras y ganaderas.

En este sentido, se resaltó la importancia de la innovación en el campo y donde la mujer es una pieza clave en este proceso. De hecho, el consejero de Agricultura en el Cabildo tinerfeño, Jesús Morales, expresó que la institución insular "lleva trabajando varios años con este colectivo a través del proyecto Mujeres Rurales de Tenerife para incorporar la perspectiva de género en el sector y avanzar hacia unas mayores cotas de igualdad”.

Para el alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, “actos como este ayudan a reivindicar el valor de la mujer en el pasado y su importancia en el futuro. Fueron las mujeres las que levantaron la agricultura de este municipio, las que entregaron su dedicación y tiempo y que al mismo tiempo cuidaban de sus hijos"

Por su parte, la consejera insular de Igualdad, Estefanía Castro, destacó la necesidad de que “las políticas públicas en materia de igualdad sean transversales, algo que tenemos muy claro en el Cabildo porque consideramos que así son realmente efectivas”.

Taller de agricultura

En el transcurso de este foro, un grupo de mujeres profesionales que ya trabajan en este subsector presentaron su experiencia en el marco del encuentro, que también incluyó una exposición fotográfica guiada en torno al papel de las mujeres en el sector platanero y una muestra y degustación de algunos frutos tropicales y sus derivados.

Esta iniciativa parte de la premisa de que la sostenibilidad del medio rural requiere de un reconocimiento de la situación de desigualdad real de partida y de la apuesta por un cambio en las relaciones de género de manera que se impulse el desarrollo profesional de las mujeres del medio rural en condiciones de igualdad.

La actividad celebrada en Guía de Isora contó con la colaboración de la Cooperativa Agrícola FAST y el programa de Formación de Alternancia con el Empleo de Servicios de restauración del Ayuntamiento, entidades ambas comprometidas con el Marco Estratégico de Actuaciones en Políticas de Igualdad Tenerife Violeta del Cabildo.

Por otro lado, el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), dependiente del Cabildo de Tenerife, ofrece a los usuarios con discapacidad intelectual del Centro Ocupacional Valle Colino, en La Laguna, talleres de jardinería y agricultura. Para conocer esta actividad, un grupo de estudiantes del Colegio Wingate (centro educativo bilingüe de Arona) visitó el Centro de Valle Colino, revelando el interés y actitud receptiva para conocer e interactuar con la discapacidad, mostrando una especial sensibilidad hacia este colectivo.

Visita-colegio-Wingate

La directora insular del IASS, Juana María Reyes, subraya la importancia de estas iniciativas “para impulsar y fomentar las sinergias participativas y positivas entre colectivos, abriendo el centro al conocimiento de la discapacidad y acercándola a la ciudadanía”. Añadió que estas actividades constituyen una forma de promover la autonomía de las personas con discapacidad.

Los usuarios del Centro Ocupacional Valle Colino enseñaron a los estudiantes las diferentes tareas y talleres que realizan en su día a día. Entre ellas, el impulso de la finca agrícola por parte del taller de jardinería y agricultura, creando un espacio de “bosque comestible” donde el principal objetivo ha sido plantar distintas variedades de árboles frutales, adaptando las labores de plantación y mantenimiento a los sistemas más ecológicos y naturales, con una plantación total de 120 árboles.

Desde el equipo de profesionales que interviene en el Centro, se considera este tipo de iniciativas muy importantes para impulsar y fomentar las sinergias participativas y positivas entre colectivos, abriendo el Centro al conocimiento de la discapacidad, acercándola a la ciudadanía.

El Centro Ocupacional Valle Colino cuenta con número de plazas diurnas de 120 usuarios cuyo perfil son jóvenes o adultos con discapacidad intelectual. Se distingue el trabajo sobre el modelo de atención integral e integradora, cuyo objetivo principal será atender las necesidades en formación de talleres ocupacionales y la educación para el ajuste personal y social cuya finalidad es la integración social y laboral, manteniendo una comunicación directa con la familiar, fomentando y facilitando su participación en el Centro.

Te puede interesar