Los Realejos prepara las zonas rurales para la llegada del otoño e invierno

Los trabajos se desarrollan en Icod el Alto y Palo Blanco, Las Llanadas y La Ferruja, que consisten en mejora de vías, taludes, barrancos y alcorques.
zrd
Los trabajos se prolongarán durante tres meses (cedida).

Las zonas rurales del municipio de Los Realejos están siendo objeto de un zafarrancho de limpieza y mejora con el objetivo de preparar estos ámbitos del municipio al otoño e invierno, trabajos que se desarrollan en Icod el Alto y Palo Blanco, Las Llanadas y La Ferruja y en el que participan 25 operarios.

“Desde principio de septiembre hemos comenzado con una serie de actuaciones en bordes de vías, taludes, perímetros de barrancos y alcorques, trabajos que se prolongarán durante los próximos tres meses", según ha destacado el concejal delegado de la empresa municipal Realserv, Domingo García.

El concejal expresa que “hemos planificado en primera instancia zonas de actuación como la carretera hacia La Corona, la calle Los Ajos, el entorno de El Lance, la calle La Treviña, La Cruz del Castaño o La Furnia, entre otras, así como tareas concretas de limpieza de arquetas e imbornales en un radio más amplio de trabajo para mejorar la recogida de pluviales ante la proximidad de la temporada de lluvias”.

Un doble objetivo

Para el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, “este tipo de programas de empleo permiten cumplir el doble objetivo de contrataciones temporales de personas en situación de desempleo con una serie de características y requisitos familiares, así como llevar a cabo estos zafarranchos en áreas rurales en las que se hace difícil llevar un mantenimiento más constante durante todo el año con la plantilla fija por la amplitud y dispersión de núcleos del municipio”.

Apunta el mandatario que “además entendemos que con todo este proyecto no sólo se trata de mejorar la imagen del municipio, sino que con la retirada de toda la maleza y desechos acumulados se trata de ofrecer mayores garantías de seguridad vial y reducir los riesgos de incendios y la proliferación de plagas en estos entornos”.

Domingo García también destaca “el esfuerzo del personal que ejecuta estos trabajos, porque muchas veces no es fácil llegar a todas las zonas o las condiciones climatológicas no acompañan”. Además, espera “que el Cabildo de Tenerife inicie programas o campañas específicas para ejecutar otros trabajos de limpieza complementaria en los barrancos, vías y caminos insulares en los que no vamos a poder llegar, pues ésta debe ser una tarea de todos”.

Te puede interesar