La polilla guatemalteca arrasa con el 80 por ciento de la papa en Tenerife

Tenerife Por
Jesús Corvo, presidente de Palca, propone a Agricultura que se conserven las papas andinas en cámaras frigoríficas hasta saber cómo controlar esta plaga. La iniciativa evitaría que se pierda la semilla de este tubérculo.
papas bichadas
Corvo advierte que se están robando papas bichadas de los contenedores.

Los efectos de la polilla guatemalteca en los cultivos de la papa andina en Tenerife han sido devastadores y se ha perdido entre un 75 y 80 por ciento de la producción debido a esta plaga, según ha manifestado a este periódico Jesús Corvo, presidente de la Plataforma Agraria Libre de Canarias (Palca).

Explica que las pérdidas de este tubérculo se ha incrementado con el paso de los años, "si bien en 2015 se registraron mermas del 25 por ciento, al año siguiente alcanzaron el 40" y ya esos porcentajes se han disparado hasta acabar con casi toda la producción de este tipo de papas, la cual se siembra principalmente en los municipios de La Orotava, Los Realejos y San Juan de la Rambla.

La situación hace imprescindible que se tomen medidas "drásticas" para resolver este problema y durante la reciente reunión que mantuvo con el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno canario, Narvay Quintero, planteó la idea de "guardar las papas andinas en neveras, limpiadas muy bien previamente" con el objetivo de preservar la semilla a salvo de la polilla guatemalteca, más cuando "la papa andina no podemos producirla en Tenerife".

Restos en el barranco de Tafuriaste

Además, considera muy importante que desde las administraciones públicas se lleven a cabo "cursos agrícolas de buenas costumbres" en el uso y manejo de la papa para evitar la proliferación de esta plaga en los terrenos "y fuertes sanciones a aquellos que incumplan la normativa".

Por otro lado, Jesús Corvo muestra su preocupación e inquietud porque las papas "bichadas" que agricultores habían tirado en las bandejas habilitadas por el Cabildo de Tenerife "han desaparecido y los que se han llevado los tubérculos cortaron la parte afectada por la polilla, arrojándolas al barranco de Tafuriaste (La Orotava)".

"No sabemos el fin último de esta papa, si es para el ganado o el consumo. Lo que sí tenemos muy claro es que este tipo de comportamiento es una absoluta irresponsabilidad porque garantizará la continuidad de esta plaga", destaca el presidente de Palca.

Te puede interesar