Granadilla de Abona contará con una gran zona recreativa en el monte

El Ayuntamiento granadillero comprará 18.205 metros cuadrados para ampliar el área de esparcimiento Pino Las Jabas, en el caserío de Las Vegas.
DIpVNiiXcAQVift
Zona de pinar en Las Vegas.

El municipio de Granadilla de Abona incrementará las áreas recreativas de monte con la próxima adquisición de una parcela de 18.205 metros cuadrados en el caserío de Las Vegas, iniciativa que permitirá ampliar la zona de esparcimiento Pino de Las Jabas y habilitar una oficina de información y zonas de aparcamientos y de servicios

La finalidad es que dicho ámbito "sea un parque municipal, parcela que tenemos arrendada y poder acometer un proyecto integral con mayor zona de esparcimiento y de descanso para residentes y turistas, aparte de todos los servicios correspondientes, entre ellos, aseos y un lugar donde las guaguas puedan aparcar cómodamente", señala el alcalde, José Domingo Regalado

Dicha actuación, que rondará los 23.000 euros, pretende poner en valor esta zona de Las Vegas, “un paraje único de nuestras medianías muy transitado diariamente por senderistas y visitantes en general”, añade el concejal de Patrimonio, Fredi Oramas, quien recuerda que este caserío fue donde se "asentaron los primeros colonizadores del sur de Tenerife, tras la conquistas de la isla, y posee una gran relevancia desde el punto de vista etnográfico, ambiental y patrimonial".

El entorno sobre el que se propone actuar tiene una serie de elementos singulares en el contexto del núcleo de población, como es el ‘Pino de las Jabas’, ejemplar centenario y uno de los árboles emblemáticos del núcleo de población, protegido y cuidado por los vecinos desde hace siglos.

Pasiles y secaderos

Además, este entorno cuenta con pasiles y secaderos de fruta en tierra, extraordinarios por su singularidad, ya que son menos frecuentes en el Sur y se han mantenido gracias a la memoria colectiva de los habitantes del caserío.


 Ambos representantes públicos ponen de relieve que con esta actuación se cumple  con una de las demandas planteada por colectivos de senderistas y de los huéspedes de las casas rurales y de los vecinos, "para disponer de un espacio concreto y de una infraestructura acorde a las necesidades con una oferta complementaria más a dicho caserío, y que contribuya a preservar y dar a conocer aquellos elementos naturales y culturales que forman parte de nuestro patrimonio histórico".

Te puede interesar