Ecologistas advierten que el buque Cheshire podría acabar con la pesca en el Archipiélago

Consideran que la activación del Plan de Contaminación Marina es insuficiente y estiman que el Ejecutivo regional debe implicarse más para resolver el problema del carguero británico, que lleva 40.000 toneladas de fertilizantes ardiendo cerca de las costas del Archipiélago.
carguero
El carguero británico arde a la deriva (cedida).

La situación en la que se encuentra el carguero británico Cheshire, con 40.000 toneladas de fertilizante ardiendo en sus bodegas y en el limite de las aguas territoriales de Canarias (a 14 millas al sureste de Maspalomas, en Gran Canaria), podría causar un desastre medioambiental "sin precedente" en el Archipiélago y "acabar con la pesca en las Islas", según denuncian ecologistas.

"La decisión del Ejecutivo regional de activar el Plan Especial de Contaminación Marina (Pecmar) es indudablemente una medida positiva, pero la administración no puede quedarse como un mero espectador a ver qué sucederá con el este barco, que navega ardiendo a la deriva y su futuro es bastante incierto, más cuando ya lleva muchas semanas en esta situación", expresan con preocupación.

En este sentido, estiman que es necesario que se cree una comisión de expertos "para que valore la viabilidad de remolcar este buque hasta alguna zona en la que sea posible llevar a cabo las tareas de extinción del fuego, así como desembarcar lo que quede de su carga, al tiempo que se mantenga la activación del Pecmar hasta tanto en cuanto no se comprueben que los riesgos han desaparecido por completo".

La situación tampoco es ajena a los pescadores, quienes temen por su futuro si el carguero británico acaba en el fondo del océano. Ante la situación que se ha generado reclaman al Gobierno canario que impulse medidas "en organismos internacionales para que se exijan a las navieras que se dedican a este tipo de transporte a que cuenten con planes eficaces y efectivos" para resolver problemas de este tipo.

Te puede interesar