Canarias investigará las consecuencias y efectos del cambio climático sobre el Archipiélago

Política Territorial crea la Oficina del Clima, que supondrá la implantación de un sistema de observación meteorológica y cuyos datos servirán para conocer la evolución de los cambios climáticos en las Islas.
Canary_Islands_(11653511925)
El cambio climático ya afecta al Archipiélago.

El Gobierno regional impulsará la investigación sobre las consecuencias y efectos que tendrá el cambio climático sobre el Archipiélago con el objetivo de impulsar las medidas adecuadas que minimicen los riesgos a la población.

Con este propósito, la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Ejecutivo canario ha modificado los estatutos y el objeto social de la empresa pública Grafcan para la puesta en marcha de la Oficina del Clima, que tendrá por objeto la implantación de un sistema de observación meteorológica y todos los datos recabados servirán como base para la elaboración de un estudio sobre la evolución del clima en Canarias, algo que desde 2004 vienen reclamando los expertos.

"Hemos creado también el Observatorio Canario de Cambio Climático, que cuenta con una Comisión específica para el estudio del Medio Marino. Y, dado que es imposible luchar contra los efectos del calentamiento global sin contar con la implicación de los países de nuestro entorno geográfico, Canarias ha iniciado ya los contactos internacionales necesarios para la creación de un Observatorio de Cambio Climático de la Región Macaronésica", apuntó la Lady Nieves Barreto, consejera de dicha área.

Microalgas

La titular también señaló, junto al consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, que el Ejecutivo regional ha realizado 77 inspecciones en las costas del Archipiélago desde el primer avistamiento de microalgas. Además, Salud Pública ha llevado a cabo en lo que va de año 4.066 analíticas para comprobar la calidad del agua de playas y zonas de baño.

"Queremos estudiar en profundidad el fenómeno de la floración de microalgas en Canarias y, por eso, hemos puesto en marcha un programa de estudio y seguimiento científico", informó Barreto, quien asegura que el programa desarrollado por Política Territorial tiene como objetivo conocer la distribución de Trichodesmium en Canarias, estudiar las causas de formación de blooms, el desarrollo de un modelo predictivo y de una estrategia de monitorización de los mismos, que gestionará la Oficina del Clima de Grafcan.

"Para el Gobierno de Canarias el fenómeno de las microalgas no es nuevo, lo vivimos por primera vez en 2004 y después en 2011. Y desde entonces estamos trabajando, con mayor esfuerzo desde 2015, en conocer sus causas y sus efectos desde el punto de vista ambiental", señaló.

Ante los cambios que afectan al medio marino canario, la Viceconsejería de Medio Ambiente comenzó a elaborar a finales del año 2015 un proyecto para el seguimiento de estos eventos, el Proyecto MIMAR, aprobado en noviembre de 2016, con un presupuesto de 2.218.000 euros (85% de Fondos FEDER), y con la participación de Senegal, Mauritania, Cabo Verde y Madeira.

Se trata de un proyecto para el seguimiento, control y mitigación de las proliferaciones de organismos marinos asociadas a perturbaciones humanas y cambio climático en la Región Macaronésica e incluye un apartado específico para el estudio de las algas. Desde su puesta en marcha se está realizando un análisis exhaustivo de todo el Archipiélago para conocer qué especies están proliferando, dónde, sus causas y su posible toxicidad.

Esta investigación se realiza paralelamente en Madeira y se llevará a cabo también en Mauritania, Senegal y Cabo Verde con el objetivo de tener una visión global de la región y protocolos similares entre todos los países. Dentro de este proyecto se contempla, además, la creación de un Observatorio Marino para el seguimiento de estos procesos.

Te puede interesar