Las alarmas por la falta de agua vuelven a encenderse en Tenerife

Las balsas tinerfeñas están al 31 por ciento de su capacidad, por lo que se pide a la población un consumo responsable "de este bien escaso".
Balsa Lomo del balo_MG_8818
Las balsas tinerfeñas están cada vez más vacías.

Los distintos episodios de calor registrados en el Archipiélago han disparado el consumo de agua y provocando, consecuentemente, un importante descenso del nivel de las balsas en Tenerife. De hecho, los distintos embalses de la Isla se encuentran al 31 por ciento de su capacidad, según se destaca desde la Consejería Insular de Agricultura.

Desde dicho departamento del Cabildo se resalta, no obstante, que el suministro para agosto está garantizado, pero reconocen que la situación se agravaría si a partir de septiembre no llueve. De este modo, se pide a la población un consumo responsable de "este bien escaso".

La situación es todavía mucho más preocupante para los agricultores de distintas zonas de la Isla, que están comprobando que sus cultivos "están pasando sed" debido a la imposibilidad de acceder a turnos de agua que les permita contar con agua en sus estanques y charcas, lo que ha derivado en limitar los riegos.

"La sequía que estamos sufriendo no se entiende cuando estamos rodeados de agua por todas partes, solo hay que desalarla e impulsarla a los canales de distribución que tenemos en la Isla", comentan agricultores afectados.

"Los únicos responsables de la situación en la que nos encontramos son nuestras autoridades públicas, que no han sabido atajar este problema y ya se les ha escapado de las manos", resaltan con preocupación.

De este modo, exigen que "nuestros políticos deben llevar a cabo proyectos de desalación e impulsión por la vía de urgencia, para acortar los tiempos de adjudicación para salvar al sector primario, que se ha configurado como clave en la generación de empleo y de sostenibilidad en el Archipiélago".

Te puede interesar