Una nueva plaga acecha a la viña del Archipiélago: el barrenador de la vid

Canarias Por
Viticultores canarios advierten que el también conocido como tornillo de las cepas está causando importantes daños en la Peninsula, por lo que reclaman que se intensifiquen medidas de control para evitar que el insecto entre en el Archipiélago.
xyltrechus_arviloca1
Aspecto que tiene el insecto.

La viticultura del Archipiélago podría resentirse al detectarse la presencia de una nueva plaga en viñedos de la Península, "insecto que podría llegar a las Islas si las autoridades canarias no extreman la precaución en las zonas fronterizas, como puertos y aeropuertos", advierten agricultores.

El insecto (Xylotrechus arvícola)  es un cerambícido, es decir, de la familia de los escarabajos y "se ha extendido de forma considerable por las vides de muchas denominaciones de origen, ya que en este cultivo ha encontrado las condiciones idóneas para vivir y reproducirse, convirtiéndose en otro parásito más a combatir", según manifiestan viticultores.

De este modo, consideran que "es muy importante establecer cuantos medidas sean necesarias para que las vides canarias estén a salvo de este insecto, y que se ponga en cuarentena toda aquella materia vegetal que llega del exterior en caso de sospecha para evitar la entrada de este nuevo bicho".

El insecto

En la actualidad, el tornillo de las cepas o barrenador de la vid se localiza en el Norte peninsular y Baleares, y su mayor incidencia se registra entre mayo y agosto, coincidiendo con la subida de las temperaturas, según un estudio científico.

Precisamente en la época de calor es cuando se registra la reproducción, huevos que depositan las hembras en las hendiduras o debajo del ritidoma de la madera de plantas leñosas.

Las larvas se desarrollan en el interior de la madera, donde entran a las pocas horas de emerger del huevo, y excavan galerías hacia el interior, taponándolas por detrás con serrín y restos propios. Este estado tiene una duración aproximada de dos años en condiciones de campo. Transcurrido este tiempo, las larvas excavan la galería ninfal, más ancha que las demás, limpia de serrín y conectada con el exterior.

El estudio resalta que es en ese momento cuando la larva muda a pupa y permanece hasta convertirse en adulto, que sale al exterior una vez quitinizado y melanizado.

Te puede interesar