El bajo precio que reciben los plataneros compromete el futuro de este cultivo

Tenerife Sur Por
Agricultores del Sur de Tenerife que se dedican al plátano afirman que perciben entre 17 y 20 céntimos por kilo una vez descontados los costes de producción.
banana-2192128_960_720
Entienden que es necesario la "unión real del productor" para conseguir los objetivos.

Plataneros del Sur de Tenerife están muy preocupados por el precio que está registrando el plátano desde hace ya mucho tiempo, por lo reclaman que se tomen medidas que permitan incrementar el dinero que percibe el agricultor por cada kilo.

"Desde la semana 13 a la 24, que es lo último que hemos cobrado, el precio medio ha sido de 27 céntimos y a ello se suman los 40 céntimos de subvención, es decir, por cada kilo nos han dado unos 67 céntimos, mientras que el kilo en los supermercados o superficies comerciales supera los 1,60 euros", señalan profesionales de este cultivo a www.canariasagricola.com.

Expresan que "a los 67 céntimos que percibimos tenemos que descontar los costes de producción, que oscilan los 50 céntimos. Al final, lo que nos llevamos a nuestro bolsillo ronda entre los 17 y 20 céntimos por cada kilo que vendemos, dinero con el que tenemos que ingeniarlas para pagar impuestos y vivir".

"Es fundamental que la sociedad conozca que el sector platanero está pasando muchas dificultades y los agricultores que nos dedicamos a este cultivo estamos haciendo auténticos malabares para subsistir", manifiestan con indignación y preocupación, por lo que reclaman a las autoridades regionales que "impulsen cuantos mecanismos sean necesarios para que el precio del plátano suba y que nos llegue al agricultor entre los 70 y 80 céntimos por cada kilo".

De este modo, comentan que el plátano de Canarias "tiene singularidades suficientes para conseguir un incremento del precio sin que ello repercuta en el consumidor final, como que los intermediarios se sacrifiquen un poco y abaraten sus costes, ya de por sí altos".

Una apuesta por la unidad

La lucha es "complicada, pero la victoria no es imposible", manifiestan cosecheros, por lo que abogan "por una unión real del productor, haciendo una oferta única por un plátano que ha logrado, con el esfuerzo de muchos, la Identidad Geográfica Protegida (IGP). Sin duda, trabajar unidos es la manera de lograr que el sector platanero del Archipiélago cuente con futuro y no con fecha de caducidad, como es actualmente".

Lamentan también el tiempo que tardan en cobrar y "la media viene siendo un mes y medio", señalando que "la fruta se envía en consigna y después que los gangocheros la venden nos pagan lo que estiman oportuno, plazo que se tiene que recortar porque están jugando con la economía de muchas familias que nos dedicamos exclusivamente a la agricultura".

Te puede interesar