Pedro Molina, Hijo Ilustre de Tenerife por su dedicación a la agricultura y la ganadería

"Las manos de Pedro Molina huelen a tierra. Son manos curtidas por el trabajo y el esfuerzo, manos firmes que al tenderlas, demuestran la honestidad del gran hombre que es Pedro", señaló Carlos Alonso, presidente del Cabildo, en el acto de homenaje.
Hijo-Ilustre-Entrega-título-Pedro-Molina-2
El acto se llevó a cabo en el Palacio Insular.

El Cabildo de Tenerife ha entregado el título de Hijo Ilustre de la Isla de Tenerife a Pedro Molina Ramos, distinción concedida como reconocimiento a su trayectoria humana y profesional y, en especial, por su defensa de la agricultura y la ganadería.

Carlos Alonso, presidente insular, indicó que “de Pedro Molina se ha dicho ya casi todo. Pero todo lo que se ha dicho es bastante poco para describir el paisaje humano de una persona extraordinaria, alguien que, como dice la vieja frase, en vez de ver una dificultad en cada oportunidad es capaz de ver la oportunidad con cada dificultad. Tiene una claridad de pensamiento, una firmeza de carácter y un lenguaje aparentemente sencillo pero demoledor, un gran sentido común y un espíritu profundamente tinerfeño y canario, por lo que no deja a nadie indiferente”.

Por su parte, Pedro Molina agradeció la distinción al Cabildo “y a mi familia, a mi mujer, mis hijos y mi hermano, a quienes debo todo. Mi madre me dijo con 9 años que tenía que ayudar con las labores del campo por las circunstancias de la familia y con 12 años planté el primer trigo. Cuando brotó, mi padre –ya fallecido- me dijo que era el mejor trigo que iba a ver en mi vida y que todos los que viniesen después no lo iban a superar. Y así ha sido. Creo que fue una especie de enseñanza, de lección de humildad para decirme que hay que estar siempre aprendiendo, vigilando, trabajando para que las cosas salgan bien. Eso lo he tenido siempre presente en mi vida”.

El presidente del Cabildo aseguró que “las manos de Pedro Molina huelen a tierra. Son manos curtidas por el trabajo y el esfuerzo, manos firmes que al tenderlas, demuestran la honestidad del gran hombre que es Pedro. Manos que jamás se han separado del campo al que ha dedicado la mayor parte de su vida. El campo que no dejó cuando tuvo una breve experiencia como concejal en el ayuntamiento de La Laguna para irse después a trabajar como jardinero en un hospital de nuestra isla. Porque Pedro Molina si algo ha sido a lo largo de toda su vida es un trabajador incansable capaz de fajarse con cualquier cosa y con cualquier reto, fuera grande pequeño”, señaló Alonso.

El presidente del Cabildo incidió en que “los buenos momentos son fáciles de gestionar pero lo que realmente nos define tiene  mucho que ver con la manera de afrontar los malos momentos. Y de todas las adversidades posibles, la vida nos suele dar a veces algún revés que tiene que ver con la salud. Pedro Molina nos ha dado una nueva lección de coraje  y valentía que lo definen como una persona sencillamente extraordinaria”.

En su alocución sobre el nuevo Hijo Ilustre, Alonso explicó que “Pedro ha sido y es el principal defensor del consumo de los productos locales.  Ha dicho una y otra vez que cada vez que se compra un producto de las islas se está inyectando capital en el territorio en el que vivimos, se está creando trabajo y se cierra el círculo de la economía de nuestra tierra. Y al contrario, cuando compramos algo de importación estamos mandando fuera el dinero que ganamos aquí. Se lo habrán oído decir un millón de veces. Porque lo ha dicho una y otra vez, haciendo campaña para el que quiera escucharle”.

“Como decía Joaquín Costa hablando de España, las claves para cambiar este país eran: escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid. O lo que es lo mismo, educación, desarrollo agrario y mantener a raya esos sueños sobre las viejas glorias que no nos llevan al futuro sino al estancamiento. Molina, que igual entonces no había leído a Costa, sabía desde muy joven que Canarias necesitaba despensa. Que esta tierra no puede depender de las importaciones para su subsistencia, porque ese es un error estratégico. Ese principio es el que ha inspirado una vida de servicio al sector agrario al que ha representado en una larga relación de cargos y responsabilidades ejercidas siempre con la misma entrega, compromiso y rectitud”, finalizó Alonso.

Una vida dedicada al campo

Pedro Molina Ramos nació en 1959 en San Cristóbal de La Laguna, en el barrio de San Lázaro donde ha vivido hasta la actualidad. Hijo y nieto de ganaderos, aprendió de ellos, no solo el manejo de los animales, sino algo más importante, la significación social de la figura del ganadero, facilitador de bienes para la sociedad y poseedor de un gran tesoro: nuestra cultura tradicional ganadera.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha desempeñado numerosos cargos vinculados al mundo de la agricultura y ganadería. Ha sido presidente de la Sociedad Cooperativa del Campo “La Candelaria”, Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate), Federación de Arrastre Canario y Asociación de Criadores de la Raza Bovina Canaria. Asimismo, Molina Ramos ha sido vicepresidente del Matadero Insular de Tenerife, secretario de la Asociación de Desarrollo Rural del área Metropolitana (Ademer), tesorero de la Federación de Desarrollo Rural de Tenerife (Federte), presidente de la Federación Canaria de Desarrollo Rural y miembro, como interventor, del Consejo de Administración de Caja Rural. Además, desde 1992 participa activamente en la mesa de negociación del Régimen Específico de Abastecimiento para Canarias (REA) como representante del sector ganadero

Desde muy niño ayudaba a su padre al cuidado de las vacas, los trabajos del campo, etc. Se recreaba escuchando las interminables tertulias que, en días de lluvia -era cuando único no se trabajaba- se establecían en torno a la cuadra de su padre con todos los ganaderos de la zona, con un solo tema de conversación, amplio y variado: vacas y tierras de cultivo. Combinando trabajo con estudios, pudo acceder al Instituto de Bachillerato Viera y Clavijo como alumno de matrícula libre y, ya, desde los 17 años de edad fue propietario de sus vacas, desde entonces ha llevado con orgullo su profesión, la de ser ganadero.

Recién cumplido los 18 años, fue Presidente de la Asociación de Vecinos “Tenesoya” de San Lázaro, desde ahí impulsó la creación del Plan de Barrios de la ciudad de San Cristóbal de La Laguna. Desde 1981 a 1983 fue Concejal Delegado de Barrios en el Ayuntamiento de La Laguna, promoviendo la coordinación de las Asociaciones de Vecinos del municipio. Además, en abril de 2004 realizó el Master en Cooperativas, economía cooperativay Cajas Rurales impartido por la Universidad Católica de Ávila con una nota media de sobresaliente.

Su inquietud y su gran capacidad organizativa le ha hecho promotor, desde muy joven, de muchas y significadas actuaciones, dejando huella hasta la actualidad como la organización de la Primera Feria Exposición de Ganado en 1977, junto con el colectivo juvenil San Benito, en el contexto de sus fiestas; el presente año se celebrará la XXXIII Feria-Exposición de Ganado, donde además se desarrolla una exhibición de juegos autóctonos, concurso de arrastre, comida comunal.

Su trayectoria profesional es muy amplia y difícil de resumir; por su capacidad de trabajo, voluntad y creatividad es, con toda seguridad, una de las personas que más saben de ganadería en Canarias. Fue promotor de la creación de la coordinación de Asociaciones de Vecinos y el Plan de Barrios para el municipio de La Laguna. También ha sido el promotor, junto con un colectivo, de los concursos de arrastre de ganado, tanto a nivel insular en las islas de Tenerife, La Palma y Gran Canarias, como a nivel regional.

En su calidad de Presidente de la Sociedad Cooperativa del Campo La Candelaria, ha tenido acceso a los mercados internacionales de cereal para la elaboración de los piensos. En este sentido, ha logrado poner en marcha una fábrica de piensos –de tecnología puntera-  situada en el paraje conocido como “El Rodeo de la Paja”, capaz de abastecer la demanda actual.

Otras de las creaciones promovidas por Pedro Molina que repercuten de forma muy positiva dentro del sector ganadero son la formación de seis Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) y siete Organizaciones de Productores (bovino de leche, bovino de carne, avícola de puesta, avícola de carne, cunícola, caprina y ovina). Además, ha participado como ponente en múltiples encuentros culturales, jornadas, congresos y mesas redondas. Altamente valorado como orador, por su sencillez y saber llegar a los oyentes, ha impartido numerosas charlas a diferentes colectivos, escolares de todos los niveles de la educación, e incluso, universitarios.

 

Te puede interesar