La VII Feria de la Fresa de Valsequillo reunió a unas 16.000 personas

Gran Canaria Por
La muestra agrogastronómica sirvió para impulsar este cultivo, donde también se eligió el Mejor Fresón entre los presentados por una docena de productores.
Feria-Fresa-Valsequillo-2019-5-mayo-MPG-18
En la muestra se degustó una tonelada de fresas (cedida).

El municipio de Valsequillo (Gran Canaria) demostró por séptimo año consecutivo su potencial como productor de fresa con la feria dedicada a este cultivo, reuniendo a casi 16.000 personas en dicha cita agrogastronómica.

El sabor único de un producto, que ya es seña de identidad de la zona, un atractivo programa de actividades para degustar y conocer de primera mano las cualidades de la fresa y el buen ambiente de un municipio que se vuelca con el visitante, convertían este domingo en una jornada familiar perfecta ya desde bien temprano, con cifras récord en asistencia y dulces para degustar.

La VII Feria de la Fresa de Valsequillo, organizada por el Ayuntamiento de Valsequillo de Gran Canaria a través de su Agencia de Empleo y Desarrollo Local con la colaboración de la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria y con el patrocinio de Frescanarias, Spar Valsequillo y Bankia, puso a disposición de sus visitantes más de 1.000 kilos de fresas, cortesía de los agricultores freseros de la zona, que hicieron las delicias de todos al natural, con nata, en tartaletas, batidos, helados e incluso caramelizadas. Junto al alcalde de Valsequillo, Francisco Atta y el concejal de Empleo y Desarrollo Local, Eduardo Déniz, visitaron todos y cada uno de los rincones de la feria el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales y el consejero de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo. También estuvieron presentes el director general del Grupo Spar 2000, Alejandro Fleitas y la directora comercial de Spar Gran Canaria, Amaya Caruncho. 

Esta feria es ya un referente para Gran Canaria y toda Canarias, aseguraba Francisco Atta, con un producto que nos distingue, que es seña de identidad para el municipio. Para nosotros es fundamental que los visitantes puedan probar la fresa, que sean conscientes de que detrás hay una importantísima labor de producción, el trabajo de los agricultores por la soberanía alimentaria. Un trabajo del sector primario, puntualizaba Atta, que además es trasversal, con un impacto muy importante de promoción para Valsequillo.

Algo en lo que coincidía el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, Valsequillo ha sabido mantener tradición y valores del sector primario sin olvidarse de la innovación, afirmaba, este municipio nos indica el camino por el que debemos ir en toda Canarias para seguir avanzando y no depender del comercio exterior. El Cabildo sin duda no podía dejar de apoyar una iniciativa como esta Feria, que sabe poner en valor todo este trabajo de agricultores y administraciones. Y esperamos poder seguir haciéndolo.

Ya en sí Valsequillo es una fiesta sólo por el paisaje que genera su fresa, su cultivo, el verde que contrasta con el rojo de la fruta, afirmaba el consejero Miguel Hidalgo, pero hoy además de una forma especial con este evento lo es aún más. Hoy el tiempo nos acompaña y la gente va a poder disfrutar del increíble trabajo de promoción que se está haciendo desde el municipio.

De trabajo y esfuerzo hablaba también el concejal Eduardo Déniz, esta Feria no sería posible sin el trabajo de meses, tanto de la asociación de freseros, Frescanarias, como del Ayuntamiento y la Agencia de Desarrollo Local, declaraba Déniz, sólo así se consigue que eventos como éste crezcan cada año más y generen un importante impacto económico en nuestro municipio.                                                  

“Esto sabe a Valsequillo”

La jornada arrancaba temprano, los visitantes más madrugadores llegaban al municipio con la intención de conocer muy de cerca las cualidades de la fresa de Valsequillo, las características de su cultivo y las condiciones de clima y orografía que le aportan el color y el sabor que la hacen única, a través de unas interesantes visitas guiadas a las fincas freseras de la zona, que en esta ocasión se llevaron a cabo a pie y que fueron de los más multitudinarias. Partiendo desde el casco de Valsequillo, decenas de personas emprendieron la caminata hasta las zonas de cultivo para disfrutar de la fresa desde su origen. 

Mientras, el centro de Valsequillo bullía de animación, decenas de stands atestaban las calles y ponían a prueba al recién llegado a la hora de decidirse entre las deliciosas tartaletas, los zumos, los batidos o las espectaculares fresas con nata.

La VII Feria de la Fresa de Valsequillo también premio al Mejor Fresón de la zona, participando una docena de agricultores, quienes se disputaban el galardón y donde puntuaba el color, brillo y tamaño de la fruta, además de punto de maduración perfecto y equilibrio en el sabor. Todas estas cualidades las reunían los dos ganadores del concurso, Miguel Cruz Martel, en la variedad Sabrina y Finca La Palma, en la variedad Marisol. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar