La desalodora de Fonsalía entra en servicio para frenar la sequía que sufre la agricultura del Sur de Tenerife

La instalación que se ubica en Guía de Isora impulsará 2.000 metros cúbicos de agua de riego cada día a partir de este jueves, según anuncia el presidente del Cabildo, Carlos Alonso.
irrigation-588941_960_720
El Cabildo confía que la iniciativa alivie la falta de agua de riego agrícola.

El Cabildo pondrá más agua de riego a disposición de los agricultores de la comarca de Isora a partir de este jueves. Así lo ha anunciado el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, quien en la última reunión mantenida con los agricultores de la zona junto al consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, se comprometió a poner en marcha esta medida de emergencia para paliar los efectos de la sequía en la comarca.

Alonso destaca que “el Cabildo quiere ofrecer así una solución de urgencia que permita disponer de un caudal suficiente y de calidad de cara al verano, tal y como nos comprometimos en la reunión que mantuvimos el mes pasado con los agricultores de Guía de Isora, Adeje y Santiago del Teide, a la espera de la definitiva puesta en servicio de la desaladora de Fonsalía”.

Así, la Corporación insular, a través de Balten, pondrá en marcha parcialmente y de forma temporal un módulo de la desaladora de Fonsalía. Esta medida, y mientras no se subsanen las deficiencias detectadas en esta infraestructura que están retrasando su puesta en funcionamiento, permitirá generar en torno a los 2.000 metros cúbicos de agua al día para dedicarla al riego agrícola. El agua se elevará desde la desaladora hasta el depósito de almacenamiento de Las Charquetas y, desde allí, hasta la balsa de Lomo del Balo, ubicada a 400 metro de altitud, desde donde se distribuirá a los agricultores de la zona.

Paralelamente, Balten también está estudiando la posibilidad de servir agua desalada directamente a los agricultores cuyos cultivos estén situados en cotas más bajas, es decir, en un nivel inferior a Las Charquetas.

Obra definitiva

Mientras, el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) ultima la redacción de un proyecto para la ejecución de la obra definitiva que aumenta la capacidad de elevación de agua (hasta 3.600-4.000 metros cúbicos al día) y mejora la eficiencia energética. El presupuesto base de licitación del proyecto es de 584.546,66 euros; una cuantía que incluye el coste del equipo, la instalación eléctrica y la obra civil. El plazo de ejecución de los trabajos es de 3,5 meses a partir de su adjudicación.

El Sur de la Isla lleva ya más de cinco años padeciendo una seria situación de sequía en los valles agrícolas de Las Galletas e Isora. La inauguración de la estación desaladora de agua de mar de Granadilla, construida por el Gobierno de Canarias y gestionada por el Consejo Insular de Aguas, ha permitido que Balten pueda disponer de un caudal de agua suficiente para atender la demanda de los agricultores de la zona de Las Galletas.

En el caso de la comarca de Isora, la medida puesta en marcha por el Cabildo atenuará la falta de agua para el riego durante este verano y hasta que pueda entrar en funcionamiento la desaladora de Fonsalía, previsiblemente en el mes de noviembre.

Te puede interesar