La Gomera aprovechará la campaña de limpieza vegetal en espacios naturales para elaborar compost

La Gomera Por
El objetivo es que agricultores y ganaderos puedan acceder al mismo y, de este modo, cuenten con más recursos para la fertilización de sus explotaciones.
rabo-de-gato-gomera
Los trabajo de limpieza vegetal se desarrolla en los seis municipios y cuenta con 3 millones de euros (archivo).

El aprovechamiento de recursos naturales centra la campaña que el Cabildo de La Gomera desarrolla en cauces de barrancos, senderos, pistas forestales y nacientes, actuaciones que permitirán elaborar compost con parte del material vegetal que se retire de estas zonas.

Dicha iniciativa, que se realizan a través del proyecto de protección y mejoras medioambientales y al que se destinan tres millones de euros, se lleva a cabo en los seis municipios. En este tiempo, junto a las tareas de limpieza, se han impulsado labores de erradicación de especies invasoras, principalmente, de rabo de gato, caña común y oreja de gato. Para estos casos, según explicó el presidente insular, Casimiro Curbelo, “se ha dotado del personal necesario para actuar en puntos de la Isla en los que se ha detectado la presencia de estas especies”.

Resaltó la importancia de realizar tareas como la limpieza de barrancos, ya que permite reducir el riesgo de propagación de incendios en zonas urbanas. Sucede esto en lugares como La Laja o los barrancos de Liria, Lepe, Guadá, Pastrana y Macayo, junto a las medidas realizadas en los caseríos del municipio de Alajeró, en los que se han realizado actuaciones integrales de retirada.

Curbelo subrayó que gran parte de los residuos vegetales retirados se reutilizan para su uso agrícola y ganadero, contribuyendo a que los agricultores y ganaderos dispongan  de material para compost. “Hemos priorizado estas medidas porque nos permiten evitar quemas”, comentó.

De forma especial, en el Barranco de La Guancha se ha realizado una segunda actuación destinada a la limpieza de plásticos en un área de 245 metros cuadrados, de la que se han retirado 900 bolsas de residuos, que han sido depositadas en el Complejo Medioambiental de El Revolcadero para su tratamiento.

Las mejoras medioambientales están acompañadas de trabajos de repoblación en áreas de monteverde para así minimizar la erosión del terreno y contribuir, en algunos casos, a la recuperación de zonas afectadas.

Te puede interesar