Pesca busca medidas por la alta presencia del pez globo en aguas del Archipiélago

Canarias Por
Un informe acredita el incremento de la población de este ejemplar marino, de alta toxicidad si se consume, por lo cual el Gobierno regional trabaja con el sector pesquero para buscar soluciones a la actual situación.
pez globo
El pez globo ha aumentado su población de forma considerable en aguas canarias, como así lo avala un informe regional (archivo).

El incremento de la población de pez globo en aguas del Archipiélago preocupa en la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno canario, circunstancia que ha quedado constatada a raíz de un informe encargado por dicho departamento regional, según destacó el titular del área, Narvaqy Quintero, en el Parlamento.

Al respecto, el consejero señala que "buscamos soluciones con el sector" ante la inquietud que han reflejado los pescadores profesionales y recreativos debido al aumento de ejemplares de esta especie marina.

Cabe recordar que la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias encargo a mediados del pasado año un estudio a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPG) para analizar la presencia del pez tamboril o pez globo, de alta toxicidad si se consume, en las islas.

El objetivo de este análisis consistió en recopilar información biológica y pesquera relativa a la familia Tetraodontidae, con especial atención a Lagocephalus lagocephalus, y estudiar la presencia masiva de esta y otras especies en la región del Atlántico Centro Oriental, y en especial en el Archipiélago. Asimismo, se buscaba determinar las condiciones climáticas y oceanográficas que provocan su aparición en Canarias.

El estudio, que se da cumplimiento a un mandato parlamentario, se llevó a cabo hasta el pasado mes de octubre y también comprendió la recopilación y examen, desde mayo a septiembre, de datos climáticos relacionados con los distintos episodios que han tenido lugar.

Cerca de la costa

Se trata de una especie cuyo rango de profundidad va desde los 10 a los 500 metros, si bien suele encontrarse dentro de los primeros 100 metros. No habita lejos de la costa y su alimento habitual son crustáceos y calamares. Su talla máxima es de unos 60 centímetros.

Suele encontrarse en los océanos Atlántico, Índico y Pacífico, en las aguas de las zonas tropicales y subtropicales. Concretamente, en el Atlántico se distribuye desde Escocia hasta Sudáfrica.

En Canarias se conocen capturas entre la superficie, donde a veces se concentra en grandes cantidades, y los 600 metros de profundidad. Sus poblaciones experimentan explosiones demográficas periódicas muy notables.

Boletín de noticias