Gran Canaria busca en las algas una nueva vía de negocio

Gran Canaria Por
El Cabildo afirma que en Gran Canaria alberga casi 200 especies de macroalgas y centenares de microalgas, por lo que la Corporación insular destinará 14 millones de euros para impulsar este sector.
algas gc
Durante el encuentro se resalto la importancia de esta actividad (cedida).

Gran Canaria se prepara para participar del negocio mundial de algas de 10.000 millones de euros al año con sus casi 200 especies de macroalgas atlánticas y cientos de microalgas, muchas por investigar y algunas hasta exclusivas, para lo que el Cabildo ha organizado una jornada sobre este producto.

En este sentido, más de  170 personas participaron en dicho encuentro entre, inversores, restauradores y nutricionistas. "Con el apoyo del Banco Español de Algas y Fegastrocan, esta iniciativa unió dos líneas de acción insulares, la potenciación de la soberanía alimentaria y la gastronomía bajo la marca Gran Canaria Me Gusta, y el impulso a la economía azul dadas las magníficas posibilidades de Gran Canaria para ser referente y a la que la Institución insular destinará 14 millones de euros el próximo año", afirmó el consejero de Desarrollo Económico, Raúl García Brink.

En el transcurso de esta cita se resaltó que "solo en Francia, el país europeo que lidera la demanda, existen más de 700 referencias de productos que contienen algas, un producto riquísimo en nutrientes, algunas vitaminas que solo se encuentran en animales y en ningún vegetal terrestre, que apenas tiene grasas, y que además sirven hasta para sazonar sin el perjuicio de la sal común",

Más de 20.000 especies

El mundo existen más de 20.000 especies y la mayoría está por investigar, de modo que sus posibilidades aún son un enorme misterio, aunque el Banco Español de Algas empezó hace años a explorarlo en Gran Canaria, donde cuenta con una "magnífica" colección de cepas internacionalmente reconocidas.

Durante las ponencias también se puso de relieve que la industria de la cosmética es otra de las que más sabe de algas, aunque necesita disponer del producto con constancia y no depender de una recolección natural. Por lo que se consideró que servirle algas a una industria de estas características es "otra gran salida, así como la de pigmentos textiles, farmacéutica y la de alimento animal".

Te puede interesar