Más de medio centenar de zonas de cultivo de La Laguna se regarán con agua depurada

Tenerife Por
Concluye la primera fase del proyecto de red de distribución de agua regenerada en la Comarca Nordeste de Tenerife, que beneficiará a 80 hectáreas de suelo agrícola de Tejina.
narvay alonso
Carlos Alonso (i) y Narvay Quintero (d) destacan la apuesta de la reutilización de las aguas para la agricultura (cedida).

El sector agrícola de San Cristóbal de la Laguna contará con agua depurada para riego una vez ha concluido la primera fase del proyecto de red de distribución de agua regenerada en la Comarca Nordeste de Tenerife, que permitirá dar cobertura de riego a más de medio centenar de explotaciones agrícolas de Tejina y que ocupan unas 80 hectáreas de superficie.

La inversión de esta primera fase, ejecutada por el Gobierno de Canarias, ha sido de 2,9 millones de euros (de fondos europeos, estatales y autonómicos) y le seguirá otra segunda fase en la que se completará la red de este pueblo tinerfeño y se ampliará hasta Valle de Guerra, para llegar a un total de 350 hectáreas de regadío.

La coordinación de las distintas administraciones ha sido "fundamental para conseguir que los agricultores puedan tener un mayor acceso al regadío, que actualmente cubre cerca de un 70% de la superficie cultivada del Archipiélago, y para dar cumplimiento a un compromiso ambiental de no verter al mar y la reutilización de las aguas, como recoge el Ciclo Integral del Agua", señaló el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno canario, Narvay Quintero, en el transcurso de la firma de recepción de esta fase de dicha infraestructura.

"El futuro del sector primario pasa por contar con sistemas de regadío en todas las explotaciones y agua con un precio adecuado, lo que contribuye a reducir los costes de producción, mejorando así la economía de los agricultores", añadió.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, resaltó que esta actuación deriva de la puesta en marcha de la depuradora de Valle de Guerra, que se inauguró el año pasado, y explicó que esta red "constituye una primera fase que se completará con otras acciones para que este agua producto alcance el conjunto de la superficie agrícola de Valle de Guerra y Tejina, aportando un agua de calidad y cuyo precio cumple las demandas del sector agrario de la zona nordeste".

"Se trata de una obra muy importante para la comarca nordeste donde el sector primario ocupa un lugar destacado, y que va a significar un salto cuantitativo y cualitativo en la mejora del riego agrícola", expresaba el concejal de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de La Laguna, Antonio Pérez Godiño.

En fases

La primera fase de este proyecto de red de riego en Tejina, que será gestionada por el Cabildo Insular de Tenerife, ha contemplado la instalación de cerca de 10 kilómetros de tuberías, 13 casetas de hidrantes y 54 puntos de enganche, para dar servicio a otras tantas explotaciones agrícolas. La cobertura es de alrededor de 80 hectáreas, lo que supone dos tercios del total de superficie a la que se prevé dar cobertura en este pueblo tinerfeño.

Las aguas regeneradas proceden de la depuradora comarcal de Valle de Guerra, inaugurada durante 2018 tras una inversión de 12 millones de euros y que dará un volumen de agua diario de 4.500 metros cúbicos al día, ampliable al futuro a 8.000.

También desalación

El proyecto que ha sido entregado hoy ha contemplado además la construcción de un Centro de Entrega y Control de Caudales en el que se supervisará el volumen del caudal que se inyectará a la red y las mezclas adecuadas para que el agua entregada a los agricultores sea de la mayor calidad posible. Este centro se ha planificado para que se adapte a los aumentos de demanda del futuro.

A esta obra, seguirá en una primera instancia el desarrollo del sistema de telecontrol, cuyo expediente de adjudicación está ya elaborándose por parte del Gobierno de Canarias, con la base de un proyecto redactado por Balsas de Tenerife (Balten) por encargo de la Dirección General de Agricultura del Ejecutivo autonómico, y antes de proceder a la ejecución de la segunda fase, para abarcar un total de 350 hectáreas (250 en Valle de Guerra y 120 en Tejina).

Además de esta red, vinculada a la nueva depuradora de Valle de Guerra, en la actualidad se está trabajando en la ampliación de la desaladora de Valle de San Lorenzo, que con una inversión de 2,3 millones de euros permitirá mejorar la calidad del agua para los agricultores de esta zona del Sur de Tenerife; y la mejora de la depuradora Adeje-Arona que permitirá ampliar el agua para riego agrícola en toda la comarca del sudoeste de la Isla.

Te puede interesar