La singularidad agrícola de Los Realejos quedará reflejada en el aula medioambiental de Icod el Alto

Tenerife Norte Por
El trigo, el cochino negro y los cochineros, las papas bonitas y recomendaciones y advertencias ante un incendio forestal, son los contenidos de cuatro de los paneles informativos con que contará el aula de Los Chavocos.
encuentro de siega los realejos
La importancia del trigo para Los Realejos se reconocerá en dicha aula medioambiental.

En aula medioambiental  prevista en la zona de Los Chavocos en Icod el Alto se convertirá en espacio para que el municipio de Los Realejos rinda homenaje al sector primario. Tal es así, dicho complejo contará con cuatro paneles informativos en los que se destaca los principales cultivos de la zona como la papa bonita y el trigo, el cochino negro y los cochineros.

En este sentido, el trigo barbilla es el cultivo predominante en esta zona de Icod el Alto, la utilización del grano para la elaboración del gofio y el uso de la paja como alimento para el ganado propiciaron que fuese el cereal mas cultivado en esta zona, que llegó a conocerse en toda la isla como "Icod de los Trigos".

En lo que se refiere al cochino, siempre ha estado vinculado al medio rural de esta zona de Los Realejos y era frecuente su cría en las casas para el autoconsumo. Asimismo se criaba también para vender y era frecuente la figura del cochinero de Icod el Alto, vendedor ambulante, oficio propio de esta zona, que hasta la década de los años 70 del pasado siglo, se podían ver atravesando la cumbre desde las medianías, rumbo al Sur de Tenerife.

En cuanto a las papas bonitas, esta zona de Los Realejos se considera la despensa de  isla en este cultivo y según Viera y Clavijo en su Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias:  las primeras papas las trajo del Perú  Juan Bautista  de Castro por el año 1622 , quien las hizo sembrar en sus tierras de Icod  el Alto, desde donde tan felizmente se han difundido por todas las Islas Canarias.

Además, se instalará un panel con recomendaciones y advertencias para evitar incendios forestales, ya que este ámbito del municipio es un punto caliente, iniciándose en ella dos de los incendios más virulentos de los producidos en la historia reciente de   la isla, el de 1983 en el que se destruyeron 6.500 hectáreas y el de 2007 con 15.560 hectáreas quemadas.

Espacio "lúdico y de tagoror"

El aula medioambiental será, por lo tanto, "un espacio lúdico y un tagoror promovido por el Ayuntamiento y financiado por el Gobierno de Canarias, dentro de su convocatoria de ayudas del Plan de Desarrollo Rural", señala el alcalde realejero, Manuel Dominguez, quien destaca que el Ayuntamiento redactó y presentó el correspondiente proyecto por importe de 55.854 euros, atendiendo a la demanda de vecinos de la zona con el fin de rehabilitar y poner en uso público un terreno ubicado en este espacio de Icod el Alto.

Así, el presidente de la Corporación local destaca que una vez finalizada la obra "se creará un espacio polivalente para uso formativo en materia ambiental, de entretenimiento para los más pequeños y de reunión, a modo de los antiguos tagorores, para gente de cualquier edad”.

Por su parte, Alexis Hernández, edil de Desarrollo Rural y concejal de zona de Icod el Alto, “espera que este lugar de reunión se convierta en un espacio de educación y debate sobre la problemática que afecta al medio ambiente en todas sus vertientes y a la necesaria convivencia con las actividades agrícolas de este entorno y su gestión sostenible".

Te puede interesar