Solo el 6% del agua regenerada de Gran Canaria llega a la agricultura

Gran Canaria Por
Un estudio de la ULPGC aboga por incrementar el uso de estas aguas para el riego de cultivos, como así se puso de relieve en el transcurso de las jornadas Acequia.
riego
Distintas administraciones estudian el uso del agua regenerada en la agricultura.

Un informe de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) resalta la necesidad de aumentar el uso de las aguas regeneradas en la agricultura insular debido a que el 80 por ciento se vierte al mar y solo el 6 por ciento se usa para fines agrícolas, según se destacó en el transcurso de una mesa redonda con motivo de la celebración de las jornadas "Acequia", promovidas por el Cabildo y el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, en las que se analizan los efectos del cambio climático y las medidas a adoptar.

En este sentido, María del Pino Palacios, profesora de la ULPGC, abogó en el transcurso de este foro que una de las claves para incrementar la utilización de esta agua pasa por la investigación, formación y concienciación.

De hecho, para que los agricultores verifiquen la viabilidad de usar agua regenerada en el campo, la Universidad ha comenzado a realizar comprobaciones en parcelas de Gran Canaria con riego soterrado y monitorización constante para controlar qué cambios experimenta, detalló Vanessa Monzón.

Una Iniciativa similar desarrolla el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) en la zona de la Macaronesia a través del proyecto "Adaptare", explicó Gilberto Martel, miembro del ITC. El objetivo de este estudio servirá para que los agricultores verifiquen no solo las ventajas de la aplicación de aguas regeneradas en los cultivos, sino también de regar empleando tecnologías de máxima eficiencia.

Boletín de noticias