El concurso de Vinos Blancos a Granel de Los Realejos cumple 40 años

Dicho certamen, el más antiguo del Archipiélago y que lleva el nombre de Manuel Grillo Oliva , se llevará a cabo el 11 de mayo en la casa El Llano de Realejo Alto.
Archivo Concurso de Vinos Fiestas de Mayo catadores
Un momento de las catas ciegas llevadas en la edición del año pasado (cedida).

El municipio de Los Realejos se prepara para celebrar el certamen vitivinícola más antiguo de Canarias, se trata del Concurso Local de Vinos Blancos a Granel que cumple su 40 aniversario y que tendrá lugar el viernes 11 de mayo. Además, un día después se desarrollará la 29 edición de su otro concurso, el Regional de Vinos Blancos Embotellados.

Ambas citas, que tendrán lugar en la casa El Llano de Realejo Alto, durante la celebración de las Fiestas de Mayo de la localidad, llevan el nombre de Manuel Grillo Oliva, a la memoria de uno de los principales impulsores de esta iniciativa que se ha afianzado en el tiempo y que atrae año a año a cosecheros, bodegueros y catadores de todo el archipiélago.

“El pasado año tomaron parte en la cita local una veintena de bodegueros del municipio, de entre los que se eligen los tres mejores vinos, mientras que al concurso regional se presentaron hasta 52 variedades diferentes de vinos del archipiélago, cuyos premios se determinan entre cinco modalidades, que son Seco, Semiseco, Dulce, Semidulce y Listán blanco 100%, variedad por excelencia de este municipio”, destaca el concejal de Desarrollo Rural, Alexis Hernández.

“El devenir del concurso año a año nos demuestra la sobrada calidad, no sólo de los vinos canarios en general, conocidos y valorados fuera de nuestras islas, sino la que han ganado en las últimas ediciones los vinos a granel de los bodegueros realejeros, que en su conjunto han recibido una mención especial en las últimas ediciones por parte de los catadores tras emitir su juicio definitivo”, manifiesta el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez.

Resultados de 2017

En la 39ª edición del Concurso Local de Vinos Blancos a Granel del pasado 2017, el cosechero Avelino Rodríguez González se hizo con el primer premio, seguido de Miguel Ángel Hernández Bello y de Jesús David González García. Estos tres productores realejeros obtuvieron el trofeo distintivo del concurso, el 'Sarmiento de bronce', además de diploma acreditativo.

En cuanto a las valoraciones de los vinos blancos embotellados a nivel regional, de cuyo concurso se celebró en 2017 la 28ª edición con 52 participantes, en la variedad de vinos Secos, obtuvo el primer premio  'Moon. Luna de Yariza. Fermentado en barrica 2016 (Bodega Tempus SAT - Valle de Güímar)', el segundo fue para 'Testamento malvasía aromática. Fermentado en barrica 2015 (Sociedad Cooperativa Cumbres de Abona)', mientras que el tercero recayó en 'Momentos 2016 (Bodegas Ferrera S.L. - Valle de Güímar)'.

En Semidulces destacó el 'Pico Cho Marcial. Afrutado 2016 (SAT - Viticultores de la comarca de Güímar)' con el primer puesto y 'Brumas de Ayosa. Afrutado 2016 (SAT - Viticultores de la comarca de Güímar)' en segundo lugar. La modalidad de Dulces tuvo un único premio para 'Pagos de Reverón. Listan Blanco 2014 (E. Reverón -Cumbres de Abona)', al igual que la variedad Listán Blanco al 100%, que premió a 'Pagos de Reverón blanco joven ecológico. Listán blanco 100% 2016 (E. Reverón - Cumbres de Abona)'.

Un concurso con mucha historia

El Concurso Local de Vinos Blancos a Granel comenzó a finales de la década de los 70 del pasado siglo, partiendo de la idea de un grupo de amigos que se encontraban en una bodega del municipio conversando entre vinos. Optaron por proponer que en el marco de las Fiestas de Mayo realejeras se celebrara esta cita con el objetivo de realzar la calidad de los vinos blancos de la localidad. Allí se encontraban Manuel Grillo Oliva, José Antonio Aguado y Rafael Armas, entre otros.

Así pues, en 1979 comienza el concurso, celebrado en la casona de Don Antonio ‘El de la Botica’, ubicada en la calle El Medio Arriba de Los Realejos. Fue allí donde se repitieron las dos siguientes ediciones, adquiriendo cada vez mayor relevancia. Posteriormente pasó a celebrarse en la sede del Casino Viera y Clavijo, con el Ayuntamiento de Los Realejos actuando como colaborador.

En 1990 la organización va adquiriendo mayor dimensión y se propone organizar el primer Concurso Regional de Vinos Blancos Embotellados de Denominación de Origen de Los Realejos. Con la inauguración de la Casa Municipal de la Cultura, ésta pasó a convertirse en sede de ambos concursos, el local y el regional, adquiriendo mayor protagonismo el consistorio hasta pasar a organizarlos, pero aún contando con los promotores a modo de colaboración.

En 1998 fallece Manuel Grillo Oliva, iniciándose posteriormente en 1999 un expediente en el Ayuntamiento de Los Realejos para que tanto uno como otro concurso pasaran a llevar esta denominación. A partir de las ediciones respectivas de 2000 el nombre de este realejero participante en esa idea de promoción de los vinos del municipio y los canarios en el marco de las Fiestas de Mayo ha ido asociado a los mismos.

La transcendencia del concurso de ámbito regional le hace estar reconocido oficialmente por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, y queda patente con la correspondiente mención en la publicación anual entre el registro nacional de concursos de vinos de toda España.

Te puede interesar