San Miguel de Abona hace de la papa su seña de identidad agrícola

San Miguel de Abona Por
El municipio contará con un museo dedicado a dicho tubérculo, pero también se abrirá una oficina para incentivar su cultivo.
arturo narvay
Durante la visita se resaltó la importancia de la inversión prevista en dicho municipio del Sur de Tenerife.

La identidad agrícola del municipio de San Miguel de Abona quedará reflejada de forma permanente con la iniciativa que impulsa dicho ayuntamiento del Sur de Tenerife, donde la papa adquirirá especial protagonismo, cultivo señero en las medianías del pueblo.

El gobierno local que preside Arturo González está inmerso en un proyecto que realzará un cultivo que históricamente ha tenido muchísima trascendencia entre las familias sanmigueleras, medio de sustento económico de numerosas generaciones. De hecho, la iniciativa municipal cuenta con el respaldo de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ejecutivo regional, cuyo titular autonómico, Narvay Quintero, y su viceconsejero del Sector Primario, Abel Morales, visitaron hoy el municipio tinerfeño.

Con este objetivo se creará lo que se ha denominado el circuito de la papa en tres núcleos estratégicos de este cultivo. Tal es así, en el barrio de El Roque se rehabilitará la casa de Don Gerardo para destinarla como museo, pero también se habilitará un espacio en Tamaide y en el propio casco urbano, donde la Casa de El Capitán acogerá una oficina de información con la que se persigue revitalizar el cultivo de este tubérculo. 

"La iniciativa es muy importante para nuestro pueblo, más cuando la papa ha sido desde siembre el cultivo referente para todos los vecinos y vecinas", manifestó el alcalde, quien estuvo acompañado también de la presidenta de la cooperativa agrícola La Casmi, Ángela Delgado.

Por su parte, Quintero destacó que el proyecto que desarrollará el ayuntamiento cuenta con una subvención de Programa de Desarrollo Rural (PDR), que permitirá financiar parte de las actuaciones que se incluyen en esta propuesta municipal y que asciende a 290.000 euros.

Al tiempo, el consejero de Agricultura resaltó la importancia de la iniciativa porque "dinamizará un municipio eminentemente papero" y con el que también se persigue que el residente se anime a la recuperación de huertas abandonadas.

Te puede interesar