La sequía diezmó la vendimia de 2017 en el Valle de Güímar

El presidente del Consejo Regulador, Antonio Gómez, reconoce que 2017 fue "un año hidrológicamente muy desfavorable", que no afectó a calidad.
viticultura guimar
La vendimia del pasado año alcanzó los 380.375 kilos (cedida).

La sequía registrada el año pasado en el Valle de Güímar diezmó la vendimia en esta parte de la Isla de Tenerife, como así lo confirma el presidente del Consejo Regulador, Antonio Gómez, quien reconoce que 2017 fue "un año hidrológicamente muy desfavorable, traduciéndose en una cosecha deficiente".

Al respecto, reconoce que dicha merma es "el segundo año que se hace notar", si bien afirma que la calidad fue "muy buena, pero las cantidades producidas son menores".

En cuanto al informe del Consejo Regulador sobre la vendimia del año pasado, la misma alcanzó los 380.375 kilos y donde la uva blanca es la que más prevalece en esta zona vitivinícola de Tenerife al contabolizarse algo más de 275.000 kilos; mientras que el resto fue de tinta.

En agosto

Asimismo, se resalta que 298.635 kilos de uva fue comprada y 81.640 kilos de uva propia, siendo la variedad listán blanco de Canarias la de mayor cantidad, seguidas por listán negro y moscatel de Alejandría.

El informe también refleja que en la actualidad el incremento en las temperaturas ha hecho que, poco a poco, la vendimia se adelante a agosto.

Desde la Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de Güímar se resalta, por otro lado, la importancia que históricamente  ha tenido la viticultura en el municipio y anima a los agricultores a continuar con esta actividad, al igual que una apuesta por el relevo generacional para evitar que se pierda dicha tradición.

Te puede interesar