Los escolares de Los Realejos reciclan más de 7 toneladas de envases en cuatro meses

En esta iniciativa que impulsa el Ayuntamiento realejero participan 2.700 alumnos de nueve colegios del municipio.
la lata
El proyecto conciencia sobre la importancia del reciclaje y la sostenibilidad (cedida).

La segunda edición del proyecto de reciclaje "Queremos dar la lata" que impulsa el Ayuntamiento de Los Realejos entre la población escolar se ha convertido en un referente en sostenibilidad y en esta primera mitad del curso se han conseguido recuperar un total de 7,17 toneladas de envases ligeros, iniciativa en la que han participado 2.700 estudiantes de 9 colegios de dicho municipio del Norte de Tenerife, según ha manifestado la concejala de Educación, Sandra Pérez.

La edil destaca no sólo la implicación de los niños y niñas con esta iniciativa, sino también de los directivos, cuerpo docente y conserjes de los diferentes colegios, "que han apostado decididamente por una medida de claro cariz educativo ambiental para lograr desde edades tempranas una mayor concienciación sobre las prácticas sostenibles presentes y futuras”.

“El pasado curso comenzamos con este proyecto a modo de experiencia piloto y se lograron recoger cerca de 14 toneladas de envases ligeros, por lo que vamos en la línea de superar estos registros”, resalta el concejal de Servicios Municipales, Domingo García.

Por su parte, el alcalde, Manuel Domínguez, expresa que “los niños y niñas de Los Realejos, como Ciudad Amiga de la Infancia, siguen dándonos lecciones al superar con creces las expectativas planteadas, quienes también han sabido incluso llevar el mensaje a casa" para fomentar el reciclaje.

Contenedores de 800 litros

Desde Realserv se han habilitado contenedores de 800 litros de capacidad para la recogida selectiva de envases en zonas comunes de cada colegio donde el alumnado deposita a diario este tipo de desechos. Posteriormente, el personal del centro saca los contenedores al correspondiente punto de recogida de la vía pública una o dos veces a la semana, donde se procede al vaciado a través del servicio municipal y se toman nota de los niveles de llenado para determinar el volumen.

En esta propuesta participan los CEIP Pérez Zamora, Mencey Bentor, Toscal Longuera, Agustín Espinosa, La Pared, Colegio La Pureza, La Montaña, Palo Blanco y  San Sebastián.

Te puede interesar