Una campaña de reciclaje llegará a 4.000 estudiantes de Granadilla de Abona

La iniciativa se desarrollará en los cuatro Institutos de Educación Secundaria del municipio hasta el próximo mes de junio.
HappyP
Un momento de la presentación del proyecto (cedida).

El fomento de la sostenibilidad en el municipio de Granadilla de Abona pasa por una nueva edición del proyecto denominado "Yellow Happy People", iniciativa que impulsa el ayuntamiento,  través de su empresa pública Sermugran, y llegará a unos 4.000 estudiantes de los Institutos de Educación Secundaria (IES) y con la cual se pretende sensibilizar al colectivo juvenil sobre la necesidad de reciclar.

Dicho proyecto, financiado por parte de Ecoembes, "se prolongará hasta el mes de junio y comprenderá un importante número de talleres didácticos y actividades educativas que tienen como objeto que los más jóvenes practiquen el reciclaje", resalta el alcalde granadillero, José Domingo Regalado.

El programa "Yellow Happy People", cuya gestión corresponde a la Fundación Canarias Recicla, se llevará a cabo en los cuatro IES del Granadilla de Abona, dirigiéndose a casi 4000 alumnos y alumnas de educación secundaria, bachillerato y ciclos formativos. El resultado final del proyecto es el de la organización de una fiesta de fin de curso, cuyo eje central es la sostenibilidad y el reciclaje de envases y papel y cartón, que estará financiada en función de las toneladas recogidas en los distintos centros educativos.

Premio al esfuerzo

Sermugran trata de premiar de este modo el esfuerzo colectivo desarrollado en todos los centros, llevando a cabo un concurso por la recogida de envases que se complementa con actividades como talleres de máscaras de carnaval con material reciclado, talleres de percusión con elementos reciclados y concurso de fotografía, entre otras.

"Estamos haciendo una apuesta para que el alumnado de los IES de Granadilla utilicen el contenedor amarillo y contribuyan a generar un municipio más sostenible. Para ello, vamos a seguir apostando por proyectos innovadores como éste que, gracias a la colaboración de Ecoembes, nos está ayudando a contar con una población más sensibilizada para el futuro”, indica el presidente de la empresa pública, Marcos González Alonso.

Por su parte, la vicepresidenta de Sermugran, María Candelaria Rodríguez, reconoce que la recogida de envases por parte de la empresa pública y la utilización del contenedor amarillo “influye, no sólo en el medio ambiente, sino que tiene un claro efecto económico para Granadilla de Abona. Es por ello, que pretendemos premiar el esfuerzo realizado por los jóvenes a través de la organización de actividades, charlas, concursos y otras acciones que finalizarán con la organización de una fiesta en cada uno de los centros educativos”.

La colaboración del profesorado, equipos directivos y la implicación de los jóvenes es muy importante por lo que, desde Sermugran, se apuesta por continuar con proyectos e iniciativas que impliquen a toda la comunidad educativa local en la reducción de los residuos generados en el municipio.

Te puede interesar