Gran Canaria comprará fincas rústicas en la cumbre para favorecer la reforestación

El Cabildo grancanario habilita 5 millones de euros para comprar zonas rústicas de entre 5 y 500 hectáreas, preferiblemente.
cumbre gran canaria
La iniciativa impulsará la sostenibilidad y avanza en el proyecto de ecoisla.

El Cabildo de Gran Canaria aprobó las normas para que los propietarios de terrenos interesados en venderlos puedan realizar sus propuestas a la Institución insular, que abre así el proceso de compras para su Bolsa de Fincas Rústicas para reforestar, informa el consejero de Hacienda y Presidencia, Pedro Justo Brito.

Para ello, dicha administración pública cuenta con una partida inicial de cinco millones de euros, ampliable si fuera necesario porque se trata de una inversión "que cumple con los requisitos para ser considerada financieramente sostenible, por lo que la ley del techo de gasto permite disponer del dinero que tiene la Institución en el banco para este fin", según se resalta.

Esta partida está vinculada al Fondo Verde Forestal y que ha sido habilitada por el Cabildo con una cuantía similar a la que obtendría si estuviera en marcha el denominado céntimo verde, con la que se pretende reforzar el reverdecimiento de Gran Canaria en el marco de su política de sostenibilidad y su proyecto de ecoisla.

Desde mediados del siglo XX

La adquisición de suelos con vocación forestal y ambiental del Cabildo se remonta a mediados del siglo XX. Dos circunstancias dificultaban la recuperación ambiental. Por un lado, el mínimo histórico de bosque al que había llegado Gran Canaria en 1910 con apenas el 4 por ciento de la superficie insular, solo 6.000 hectáreas, y, por otro, la falta de superficie pública para acometer grandes reforestaciones.

En las décadas posteriores, el trabajo se centró en recuperar los bosques, muy mermados por la sobreexplotación de la época, en los montes del Estado, unas 15.000 hectáreas.

Con la promulgación de la Ley de Patrimonio Forestal del Estado en 1941, comenzó la repoblación obligatoria en grandes cortijos ganaderos de la cumbre. Para evitar la confrontación con los propietarios y el conflicto  por los usos, el Cabildo inició una decidida política de compra de terrenos que puso a disposición del Estado para su repoblación.

Esta política ha continuado hasta la actualidad, si bien, con la creación del Servicio de Medio Ambiente, la Institución insular también se encarga de ejecutar la repoblación en los terrenos que adquiere.

Normativa

Ahora, la Institución ha aprobado las bases que regularán estas adquisiciones y que se ajustan a los principios legales de publicidad, concurrencia, transparencia e igualdad, de modo que puede participar cualquier persona física o jurídica propietaria de una finca rústica libre de cargas y gravámenes con titularidad formalizada en escritura pública.

El tamaño preferente de las unidades de terrenos es entre 5 y 500 hectáreas y la existencia de contratos vigentes de pastoreo, servidumbres de paso o similares se valorarán en cada caso porque no conllevan el rechazo de la posibilidad de compra. Por otra parte, la Institución no tendrá en cuenta la calidad del suelo, ya que ello responde más a criterios agronómicos que ambientales.

Asimismo, el Cabildo establece comarcas preferentes en un mapa que podrá ser consultado en el apartado de Medio Ambiente en www.grancanaria.com, donde estará disponible el procedimiento completo para que, desde que se publique también en el BOP en los próximos días, los interesados puedan proceder a la presentación de sus ofertas.

Las propuestas constituirán una base de datos de terrenos disponibles que estudiará el Cabildo para proceder a seleccionar las que pasarán a formar parte de la Bolsa de Fincas Rústicas y, de ellas, las que adquirirá.

Te puede interesar