Guía de Isora ordenará el caos de tuberías de riego en el antiguo camino de Las Fuentes

El ayuntamiento traslada a las comunidades de regantes y particulares la necesidad de colocar las tuberías paralelas al camino que se está recuperando, vía de casi 10 kilómetros y que cayó en desuso en la década de los 70.
tuberias las fuentes
Entramado de tuberías localizado en el antiguo camino al caserío de Las Fuentes (cedida).

La infinidad de tuberías de riego y servicio que se han localizado en el antiguo camino al caserío de Las Fuentes tendrán que ordenarse una vez el Ayuntamiento de Guía de Isora ha comprobado que están invadiendo suelo de dominio público.

En este sentido, la Concejalía de Empleo y Sector Primario está recuperando un antiguo camino de casi 10 kilómetros que une Tejina de Isora y Las Fuentes, vía que cayó en desuso tras la construcción de la carretera en la década de 1970.

La zona había sido ocupada en su totalidad por flora, en su mayoría juncos y vinagreras, haciendo imposible su tránsito, pero también por redes de riego y de servicio que invaden el espacio público. Por ello, desde la Agencia de Desarrollo Local se está trabajando con las comunidades de agua y distintos propietarios para desplazar estas tuberías y colocarlas de manera paralela al camino.

Una mejora que dinamizará las medianías

Raquel Gutiérrez, concejala de Empleo y Sector Primario, destaca la importancia de la actuación que se encuentran desempeñando los trabajadores del Plan Extraordinario de Empleo Social, quienes “están realizando un trabajo no solo serio y profesional, sino además lo están haciendo en un tiempo que nos tiene gratamente sorprendidos”.

La recuperación de estos caminos antiguos “es un paso más en los trabajos que estamos llevando a cabo para dinamizar las zonas de medianía y abrirlas a nuevas oportunidades económicas”, señaló la titular del área.

El antiguo camino partía originalmente de la zona que dio lugar al núcleo de Tejina de Isora, el Lomo de Tejina, y terminaba en el caserío de Las Fuentes, conocido coloquialmente como el granero de Guía de Isora. Tras la construcción de la carretera, el caserío se fue despoblando debido a que ya no era necesario vivir en la zona para trabajar en ella, por lo que los caminos también fueron cayendo en desuso.

Te puede interesar