La incorrecta manipulación del estiércol obliga al gobierno local de Los Realejos a tomar medidas

La ordenanza, aprobada en el último Pleno, persigue evitar los malos olores y mejorar la convivencia vecinal.
alcalde y concejal Alexis1
Manuel Domínguez (d), alcalde de Los Reajelos, y su edil de Agricultura, Alexis Hernández, destacan la apuesta del gobierno por el sector agrícola.

La incorrecta manipulación que se está llevando a cabo del estiércol en el municipio de Los Realejos por parte de algunos agricultores ha derivado que el grupo de gobierno haya tenido que elaborar una ordenanza con el objetivo de regular el uso de este tipo de abono, texto aprobado inicialmente en el transcurso del último Pleno celebrado en la Casa Consistorial.

El gobierno local tiene “una apuesta firme por la agricultura y el desarrollo rural, pero entendemos que ha de garantizarse la correcta convivencia vecinal”, ha manifestado el alcalde realejero, Manuel Domínguez, añadiendo que "estamos a favor del uso de este tipo de fertilizantes naturales, pero existen una serie de condiciones en las que tratar la tierra con ellos para generar las menores molestias posibles al resto de residentes".

Por su parte, el concejal de Desarrollo Rural, Alexis Hernández, resalta que “en los últimos años hemos asistido a situaciones en que se hace mal uso de estos abonos naturales sin tratarlos, que es lo que corresponde, produciendo así fuertes olores al medio ambiente y molestias a residentes de zonas colindantes”. Al respecto, el edil destaca que los casos "más críticos han tenido que ver fundamentalmente con el tipo de estiércol de gallinaza”.

Medidas a adoptar

Entre otras consideraciones, que ya se recogían en un bando municipal previo del Ayuntamiento de Los Realejos, “este tipo de estiércol a verter en el terreno debe estar previa y debidamente tratado, no debe ser apilado y los propietarios que lo hayan vertido deben proceder a humedecer los terrenos”.

Preocupado por esta situación, y ante una falta de regulación más explícita al respecto desde administraciones superiores, el gobierno realejero impulsó la redacción de una nueva Ordenanza Reguladora del Transporte, Utilización y Vertido de Fertilizantes de Origen Animal a nivel municipal, teniendo en cuenta algunas normas superiores existentes, pero no tan definitorias, como lo dispuesto en el artículo 153 del Decreto Legislativo Territorial 1/2000 de 8 de mayo por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, que obliga a los propietarios de terrenos a mantenerlos en condiciones de salubridad.

Proceso participativo

El alcalde de Los Realejos puntualiza que “para dar a luz estas nuevas ordenanzas municipales, el consistorio se ha puesto en contacto con diferentes asociaciones agrarias para que el texto final llevado a pleno haya resultado del consenso con los distintos colectivos del sector como Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (ASAGA), Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG), Asociación de La Papa Bonita, Plataforma Agrícola Libre de Canarias (PALCA), Unión de Pequeños Agricultores (UPA), entre otras”.

Te puede interesar