El sector olivarero de Fuerteventura recogió casi 41 toneladas de aceitunas este año

La almazara de Pozo Negro produjo casi 6.000 litros de aceites de más 60 olivicultores majoreros.
Aceite fuerteventura
Un momento del acto celebrado en la granja experimental de Pozo Negro (cedida).

El sector olivarero en la Isla de Fuerteventura sigue consolidándose y en la zafra de este año se rozaron las 41 toneladas de aceitunas, las que fueron molturadas en la almazara del Cabildo.

La producción de aceite “se ha convertido en pocos años en una actividad muy potente que produce un producto que está siendo premiado por su calidad”, señaló el presidente de la Corporación insular, Marcial Morales, en el transcurso de un acto desarrollado en la granja experimental de Pozo Negro junto a los agricultores dedicados al sector del olivo.

De este modo, el máximo mandatario del Cabildo, acompañado por su consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan Estárico, manifestó que 2018 “será un año del sector primario por las actividades que vamos a organizar y por las inversiones que se van a ejecutar en colaboración con el Gobierno canario para modernizar y renovar un sector con mucha tradición en la Isla”. 

Libre de fitosanitarios

En el transcurso de dicho acto, más de 60 olivicultores majoreros recibieron un total de 5.393 libros de aceite y en cual el titular insular de Agricultura afirmó que “vamos a seguir potenciando el cultivo de olivos en Fuerteventura”, al tiempo que felicitó a los productores “porque estamos cumpliendo los requisitos fitosanitarios”.

La actual almazara de Pozo Negro tiene una capacidad de 600 kilos, en la cual se trituran las aceitunas con hueso y después se separan sólidos y líquidos en una centrifugadora. El aceite se deposita en unos tanques para su decantación y se analiza por un laboratorio agroalimentario para certificar su consumo. El aceite que se produce está libre de productos fitosanitarios, se pone de relieve.

Te puede interesar