Carlos Alonso afirma que la agricultura tinerfeña "esta muy viva" y tiene "un futuro prometedor"

El presidente del Cabildo hizo entrega de los premios Tenerife Rural a los agricultores María Herrera y Francisco González, así como a los toneleros Ricardo Rodríguez, Gregorio García y Cayetano Martín, además de Cándido Pérez. También se distinguió a la Asociación Cultural Montañeros de Uzapa y el colectivo cultural La Escalera.
Premios Tenerife Rural 2017
Los galadones reconocen la labor de personas y entidades en pro del sector agriciola (cedida).

La labor, investigación y dedicación de personas y entidades comprometidas con la conservación de la biodiversidad agraria y de los agrosistemas tradicionales de la Isla han sido reconocidos por el Cabildo, a través de la Fundación Tenerife Rural, con la entrega de sus premios anuales. En este sentido, el presidente insular, Carlos Alonso, ha destacado que el sector “está muy vivo” y se enfrenta “a un futuro prometedor”.

En la edición de este año, el jurado acordó conceder ex aequo el Premio Tenerife Rural a la Conservación del Patrimonio Agrario y de las Tradiciones Rurales a los toneleros de Arafo Ricardo Rodríguez, Gregorio García y Cayetano Martín (fallecido recientemente) y a Cándido Pérez, dedicado desde hace más de 20 años a la conservación y la puesta en valor del patrimonio cultural, etnográfico y paisajístico del entorno rural vinculado tradicionalmente a la actividad agrícola, especialmente del municipio de Granadilla de Abona.

El Premio Tenerife Rural a la Labor de Investigación y Promoción de los valores del mundo rural de Tenerife también ha recaído en esta edición en dos colectivos. Por un lado, la Asociación Cultural Montañeros de Uzapa, que nace en 1999 como colectivo de senderismo en los municipios de Fasnia y Arico; así como al colectivo cultural La Escalera, creado hace 20 años con el objetivo de rescatar y difundir la cultura popular de Tenerife.

La pareja formada por María Herrera y Francisco González (Facundo) ha obtenido el Premio Tenerife Rural en la modalidad de Conservación de la Biodiversidad Agraria y de los Agrosistemas Tradicionales. Con 83 y 84 años, respectivamente, toda su vida han estado vinculados al sector primario del Parque Rural de Teno. Ambos han desarrollado una importante labor en el mantenimiento de la cebolla tradicional de la zona del Carrizal Bajo y han contribuido a la conservación de variedades tradicionales de papas, como las meloneras y azucenas, batatas y ñames.

A título póstumo

Por último, el jurado acordó conceder un premio especial a título póstumo al antropólogo Fernando Estévez. Profesor titular de Antropología Social de la Universidad de La Laguna, fue coordinador del Museo de Historia y Antropología de Tenerife desde 2008. Apasionado del mundo rural y de la gastronomía, formó parte desde el principio del comité técnico y del jurado de los premios Tenerife Rural.

En este sentido, el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, destacó la aportación y los valores de los galardonados, “personas que han hecho posible con su trabajo hacer visible el mundo rural”.

Te puede interesar