El aceite de oliva canario debe posicionarse en los mercados como un "producto de calidad"

Jesús Morales, consejero de Agricultura en el Cabildo de Tenerife, afirma que el aceite de oliva que se elabora "tiene un gran potencial en el mercado", por lo que considera que será "competitivo".
foto familia premiados aceite
Los premios del III concurso de Aceite de Oliva Virgen Extra fueron entregados hoy (cedida).

El  aceite de oliva de Canarias se está abriendo un hueco cada vez mayor entre los consumidores, por lo que este sector "tiene un gran potencial en el mercado y  debemos posicionarnos como un producto de calidad", según ha manifestado el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, en el transcurso de la entrega  de los premios a los ganadores de la tercera edición del concurso de Aceite de Oliva Virgen Extra, convocado por la Corporación insular.

En este sentido, el titular de dicha área en la Institución cabildicia destacó que el trabajo conjunto de las administraciones públicas y los productores del sector olivarero “hará que el aceite de oliva virgen extra elaborado en Tenerife sea competitivo”.

En similares términos se pronunció el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno regional, Narvay Quintero, quien resaltó la importancia de que “se pongan en valor nuestros productos a través de este tipo de iniciativas de promoción, que contribuyen a realzar" lo que se produce en el sector primario isleño.

Los premiados

En cuanto al certamen, la Gran Oliva de Oro, máxima distinción del concurso, ha sido para un aceite de Fuerteventura comercializado bajo la marca "Teguerey", mezcla de arbequina, hojiblanca y picual, y que lo acredita como el mejor aceite de oliva virgen extra de Canarias de 2017.

El galardón Gran Oliva de Oro al mejor aceite de oliva virgen extra de Tenerife ha correspondido a uno de Arico, mezcla de arbequina y picual, que se comercializa con el nombre de "La Atarjea".

También han sido reconocidos con el premio Oliva de Oro dos aceites de la marca Hacienda Jiménez de Fuerteventura y otro de Tenerife, concretamente de Guía de Isora, presentado por José Acevedo: uno resultante de la mezcla de las variedades picual y arbequina y otro monovarietal de arbequina, respectivamente.

Con la Oliva de Plata han resultado distinguidos otros cinco aceites: uno monovarietal picual de Fuencaliente (La Palma) presentado por Juan José Santos; otro arbequina procedente de El Pinar (El Hierro) elaborado por Francisco Luis Fariña; un aceite monovarietal verdial de Tuineje (Fuerteventura) presentado por Agroturismo La Gayria; un picual comercializado con la marca ‘Legado de Abona’ procedente de Granadilla de Abona (Tenerife) y otro de mezcla de arbequina y picual oriundo de La Laguna de la marca Faroliva, que también ha recibido el premio a la mejor presentación.

Más de 30 aceites

Un total de 32 muestras de 19 productores de Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria, La Palma y El Hierro han participado en esta tercera del concurso y ocho han competido en el apartado de presentación. Todas se sometieron a una cata “a ciegas” por parte de un jurado experto que valoró el producto según las recomendaciones del Consejo Oleícola Internacional y que ha reconocido la calidad de las muestras presentadas al certamen.

Los aceites que han participado en el concurso han competido en varias categorías: nueve en monovarietales de arbequina; 10 de picual; tres monovarietal varias (arbosana, koroneiki y verdial) y las 10 restantes de mezcla o coupage de distintas variedades.

 

Te puede interesar