Un estudio realizado en Tenerife avala nuevas técnicas agroecológicas para luchar contra la ceniza de la viña

Técnicos del Cabildo tinerfeño encuentran una alternativa al azufre utilizando productos autorizados en la agricultura ecológica.
azufre.pd-1
Portada de la publicación de AgroCabildo (cedida).

La investigación para luchar contra la ceniza en la viña avanza con el estudio realizado personal del Cabildo Insular de Tenerife utilizando para ello productos autorizados en la agricultura ecológica, como así se recoge en la última publicación de AgroCabildo.

El trabajo, realizado por Santiago Perera y Fernando Rodríguez, agente especialista en protección de cultivos del Servicio Técnico de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unidad de Experimentación y Asistencia Técnica Agraria y  jefe de Agencia de Extensión Agraria de Tejina, respectivamente, se centró en el análisis de un total de seis productos y durante los ensayos en la plantación de vid en la finca experimental Boquín (Icod de los Vinos) se verificó que, al menos, tres de los mismos son eficaces contra el oídio en hojas. En este caso, los productos empleados con mejores resultados fueron el Sufrevit (30%), seguido de PREVAM (24,2%) y de Fytosave (22,2%).

Sin embargo, en racimos dichos porcentajes superaron a los obtenidos en hojas, alcanzando un 59,35% en PREVAM, seguido de Armicarb (41,8%) y Sufrevit (30,4%). "Estos resultados demuestran que, en la actualidad, existen productos fitosanitarios alternativos al azufre con autorización para oídio en viña con eficacias similares al azufre en el control de esta enfermedad", según se resalta en la publicación.

Enfermedad endémica

En dicha publicación de AgroCabildo se pone de relieve que el oídio o ceniza (Uncinula necator = Erysiphe necator) es la enfermedad con carácter endémico que "mayor importancia tiene en la viña en Tenerife". Su presencia es habitual todos los años con mayor incidencia en el Norte de la Isla y "puede producir daños considerables" en las cepas y racimos según las condiciones meteorológicas que se produzcan y las medidas de control que ejerzan los agricultores.

En viticultura ecológica, la utilización de azufre es la práctica habitual para controlar esta enfermedad, siendo un "método eficaz y económico, pero no exento de controversia". A pesar de que en la actualidad no existen restricciones al uso de azufre, "sí que existen comercializadoras que limitan su uso y pudiera ser que en un futuro su uso se vea limitado", se especifica.

El texto también resalta que la utilización de azufre tiene una serie de inconvenientes como son las afecciones para el aplicador, derivas si existen mínimas condiciones de viento, fitotoxicidad cuando la temperatura y humedad son elevadas, posibles efectos adversos para la fauna auxiliar y posibilidad de influir en el proceso de elaboración del vino y en sus características organolépticas.

Te puede interesar