Santa Úrsula inculcó valores agroecológicos entre sus jóvenes

Tenerife Norte Por Canarias Agrícola
El conjunto de centros de enseñanza de primaria contaron con huertos escolares el pasado curso, participando en tareas agrícolas jóvenes de 6 a 11 años.
santa ursula huertos escolares
Santa Úrsula fomenta entre la juventud su cultura rural (cedida).

Despertar el interés por la agricultura entre los más jóvenes del municipio de Santa Úrsula centró la iniciativa impulsada por Ayuntamiento de Santa Úrsula, a través de las Áreas de Educación, Agricultura y Medio Ambiente, en los colegios. De este modo, se puso en marcha el proyecto de huertos escolares ‘Caminando hacia la soberanía alimentaria’, una experiencia concebida como complemento al currículum educativo que acerca al alumnado la cultura rural y agrícola, tan vinculada dicho pueblo del norte de Tenerife.

La iniciativa se ha desarrollado a lo largo del presente curso en todos los centros de enseñanza primaria, entre escolares de 6 a 11 años. Según explica la concejal Janira Gutiérrez, “la propuesta surge con la idea de contestar a la pregunta “¿de dónde viene mi comida?”, pero haciendo que los propios niños encuentren la respuesta a través de la práctica”.

“Para ello, hemos aplicado una metodología que convierte al huerto escolar en una herramienta didáctica para la transmisión de conocimientos y valores. Así, enseñando en el propio terreno se facilita a los pequeños la comprensión del sistema agroalimentario actual, al tiempo que se formulan alternativas como la agroecología y la soberanía alimentaria”, comenta la edil.

Los escolares han participado en talleres, charlas y otras actividades, que se llevaban a cabo un día a la semana tanto en el aula como en el propio huerto de cada colegio. En las sesiones se ha buscado explicar un abanico de cuestiones que van desde los principios más elementales de la producción de alimentos hasta la diferenciación y características de la agricultura ecológica.

 A lo largo del curso los pequeños han participado en talleres de extracción de semillas, propagación de plantas, compostaje, riego localizado, jardines para mariposas, realización de semilleros, construcción de casetas para pájaros e insectarios, entre otros. Además, se han impartido sesiones especiales sobre elaboración de pan, conservas y lácteos caseros, así como de realización de pomadas y jabones artesanales.

“Se han alternado y combinado actividades de interior y exterior, de igual modo que sesiones de explicación teórica con prácticas. La aceptación ha sido tremenda. Los alumnos han disfrutado muchísimo con todos los talleres, pero si hay uno que ha triunfado ese fue el de apicultura, en el que pudieron contemplar un panal real a través de un cristal. Ver de cerca a la abeja reina, a las obreras y los zánganos les dejó maravillados y a nosotros nos sirvió para explicarles la función esencial que desarrollan las abejas en la polinización. Creo que son conocimientos que se les quedarán para siempre”. “Más controvertida fue la sesión de lombricultura, a algunos les fascinó y en cambio a otros, todo lo contrario”.

Por otro lado, la labor programada en los huertos escolares, al aire libre, brinda toda una serie de posibilidades educativas al situar a sus participantes en la necesidad de planificar y abordar proyectos ante cuestiones y problemas que se les plantean, “a la vez que se propicia en los niños un comportamiento constructivo, responsable, crítico y cooperativo”, agrega Janira Gutiérez.

Objetivos paralelos

Entre los objetivos paralelos que se han buscado destacan el despertar en el alumnado su sensibilidad ambiental, el fomento de actitudes de cuidado hacia el entorno y el respeto a la labor en el medio agrario. También se han trabajado aspectos cómo el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación en la búsqueda de datos y el fomento de la cultura emprendedora.

 De forma general, se ha perseguido que los escolares se acerquen a la cultura rural y agrícola adquiriendo competencias básicas. “Sin olvidar la positiva influencia sobre sus hábitos de alimentación saludable y la adquisición de valores imprescindibles para llevar una vida sana”, concluye la edil.

Boletín de noticias